Un pastor Aleman llamado Ingo y su mejor amigo un Buho nos muestran las mas pura amistad y nos demuestran que no existen amistades imposibles. Sobre todo entre los animales, cuando el instinto no les permite entablar relaciones tan pacificas con otras criaturas.